PAPELES Y DESECHABLES
 
 
Calle 22A #132-72 Bodega 31
Bogotá - Colombia
 
Teléfonos: (1) 418 2200 - 418 1747
 

 
ventas@papelesydesechables.com
papelesydesechables@hotmail.com
servicioalcliente@papelesydesechables.com

 
Fax: (1) 418 1747
Celular: +57 316 578 1967

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Distribuidor
Institucional de:
 
 

Oraciones y citas bíblicas

PAPELES Y DESECHABLES - Cristo
Señor:
Haznos dignos de servir a nuestros semejantes en este mundo que viven y mueren en la pobreza y el hambre.
Con tu mano, dales su sustento diario, y por medio de nuestro comprensivo amor, dales paz y alegría.
Señor, hazme un instrumento de tu paz.
Que donde haya odio, siembre yo amor;
que donde haya injuria,
siembre yo el espíritu del perdón;
que donde haya discordia, siembre yo armonía;
que donde haya error, siembre yo la verdad;
que donde haya duda, fe;
que donde haya desesperación, esperanza;
que donde haya sombras, luz;
que donde haya tristeza, alegría.
Señor, haz que no busque tanto ser consolado
como consolar;
ser comprendido, como comprender;
ser amado, como amar;
porque dando, recibo;
perdonando es como tú me perdonas;
y muriendo en ti, nazco para la vida eterna.
SAN FRANCISCO DE ASIS




¿Qué es la vida?

La vida es una oportunidad, aprovéchala.
La vida es bella, admírala.
La vida es felicidad, saboréala.
La vida es sueño, hazlo realidad.
La vida es un reto, afróntalo.
La vida es un deber, cúmplelo.
La vida es un juego, juégalo.
La vida es preciosa, cuídala.
La vida es riqueza, consérvala.
La vida es amor, gózala.
La vida es misterio, devélalo.
La vida es promesa, cúmplela.
La vida es tristeza, supérala.
La vida es himno, cántalo.
La vida es combate, acéptalo.
La vida es una tragedia, domínala.
La vida es aventura, arrástrala.
La vida es la vida, defiéndela.
La vida es suerte, lógrala.
La vida es preciosa, no la destruyas.
AGNES GONXHA BOJAXHIEU.
(Màs conocida mundialmente como la Madre Teresa de Calcuta)



Oraciones a Santa Juana de Arco
Oración a Santa Juana para que nos de fe
Ante tus enemigos, ante el hostigamiento, el ridículo y la duda,
te mantuviste firme en la fe. Incluso abandonada, sola y sin
amigos, te mantuviste firme en la fe. Incluso cuando encaraste
la muerte, te mantuviste firme en la fe. Te ruego que yo sea tan
inconmovible en la fe como tú, Santa Juana. Te ruego que me
acompañes en mis propias batallas. Ayúdame a perseverar
y a mantenerme firme en la fe.
Amén.



Oración a Santa Juana, luchadora por la libertad
Santa Juana, tu valor y tu fe en Dios consiguieron grandes cosas.
Pido tu ayuda en la lucha por lo justo. Permíteme tener claros mis
propósitos y que la justicia sea mi afán. No me permitas renunciar
ante la dureza de las dificultades. Con tu ayuda no tengo miedo y
quiero emplear todas mis cualidades y todo mi esfuerzo.
Esto te lo pido en nombre de Jesús.
Amén.


ORACIÓN PARA PEDIR UN FAVOR
Gloriosa Santa Juana de Arco, llena de compasión por todos los que te invocan y de amor por los que sufren, agobiado por el peso de mis problemas, ante ti me arrodillo para humildemente pedirte que tomes mi presente necesidad bajo tu especial cuidado.
(Mencione aquí sus intenciones.)
Encomiéndasela a la Virgen María y deposítala ante el trono de Jesús. No dejes de interceder por mi hasta que mi petición me sea concedida. Pero por encima de todo, obtenme la gracia de un día encontrar a Dios cara a cara, para que junto contigo, la Virgen María y todos los ángeles y santos le alabemos por toda la eternidad.
Poderosa santa Juana, no dejes que mi alma se pierda y obtenme la gracia de ganar mi camino hacia el cielo por los siglos de los siglos. Amén.



 
Nada te turbe,
Nada te espante,
Todo se pasa,
Dios no se muda.
La paciencia
Todo lo alcanza;
Quien a Dios tiene
Nada le falta:
Sólo Dios basta.
Eleva el pensamiento,
Al cielo sube,
Por nada te acongojes,
Nada te turbe.
A Jesucristo sigue
Con pecho grande,
Y, venga lo que venga,
Nada te espante.
¿Ves la gloria del mundo
Es gloria vana;
Nada tiene de estable,
Todo se pasa.
Aspira a lo celeste,
Que siempre dura;
 
Fiel y rico en promesas,
Dios no se muda.
Ámala cual merece
Bondad inmensa;
Pero no hay amor fino
Sin la paciencia.
Confianza y fe viva
Mantenga el alma,
Que quien cree y espera
Todo lo alcanza.
Del infierno acosado
Aunque se viere,
Burlará sus furores
Quien a Dios tiene.
Vénganle desamparos,
Cruces, desgracias;
Siendo Dios su tesoro,
Nada le falta.
Id, pues, bienes del mundo;
Id, dichas vanas;
Aunque todo lo pierda,
Sólo Dios basta.
 


La eficacia de la paciencia
SANTA TERESA DE JESUS
INVOCA A MARIA LA ESTRELLA DEL MAR
PAPELES Y DESECHABLES - Santa Teresa de Jesus
 
¡Oh! Tu, quien quiera que seas que te sientes lejos de la tierra firme,
arrastrado por las olas de este mundo, en medio de las borrascas y
tempestades, si no quieres zozobrar, no quites los ojos de la luz
de esta estrella.
Si el viento de las tentaciones se levanta, si el escollo de las
tribulaciones se interpone en tu camino, mira la estrella, invoca a
María.
Si eres balanceado por las agitaciones del orgullo, de la ambición,
de la murmuración, de la envidia, mira la estrella, invoca a María.
Si la cólera, la avaricia, los deseos impuros sacuden la frágil
Embarcación de tu alma, levanta los ojos hacia María.
Si, perturbado por el recuerdo de la enormidad de tus crímenes,
confuso ante las torpezas de tu conciencia,
aterrorizado por el miedo del juicio,
comienzas a dejarte arrastrar por el torbellino de tristeza,
a despeñar en el abismo de la desesperación, piensa en María.
 
En los peligros, en las angustias, en las dudas, piensa en María,
Invoca a María.
Que su nombre nunca se aparte de tus labios, jamás abandone tu
Corazón, y para alcanzar el socorro de su intercesión,
no descuides los ejemplos de su vida.
Siguiéndola, no te extraviaras, rezándole, no desesperaras,
Pensando en Ella, evitaras todo error.
Si Ella te sustenta, no caerás; si Ella te protege,
nada tendrás que temer;
si Ella te conduce,
no te cansaras;
si Ella te es favorable,
alcanzaras el fin
Y así verificaras por tu propia experiencia,
con cuanta razón fue dicho
 
PAPELES Y DESECHABLES - Maria la estrella del mar
“Y el nombre de la Virgen era Marìa” .


EN MI VERAS

El reflejo sin mancha de la Bondad increada y absoluta,
Todo cuanto quiero dar porque soy buena;
Todo cuanto deseo conceder, porque soy Madre;
Todo cuanto puedo dar, porque soy Reina.
Todo ello, hijo mío, lo voy irradiando sobre los hombres.
Esta imagen mía, no te dice una sola palabra. Sin embargo, hago
Algo mucho mejor que hablar a tus oídos; te comunico una gracia
que te habla en el fondo del alma.
¿Notas en ti esa paz que transborda de mi Corazón Inmaculado,
Que te envuelve, que te penetra por completo?
Esa paz que ninguna alegría terrena puede traer, y que te hace
Sentir una tranquilidad interior en la cual resuena mi voz inaudible
En lo que concierne a tus justos anhelos, ¡todo esta resuelto! Y
Aquello que no lo estuviere se resolverá oportunamente según los
Designios amorosos de Dios. Confía en mi, que todo lo resolveré.
Acepta esta sonrisa. Ponle atención a la voz de la gracia
Imprégnate de esta bondad, y no dudes jamás.

Autor: Plinio Correa De Oliveira



ORACION DE SAN LUIS MARIA GRIGNION DE MONTFORT A JESUCRISTO

Dejadme, amabilísimo Jesús mío, que me dirija a Vos, para atestiguaros mi reconocimiento por la merced que me habéis hecho con la devoción de la esclavitud, dándome a vuestra Santísima Madre para que sea Ella mi abogada delante de vuestra majestad, y en mi grandísima miseria mi universal suplemento. ¡Ay, Señor! Tan miserable soy, que sin esta buena Madre, infaliblemente me hubiera perdido. Si, que a mi me hace falta María, delante de vos y en todas partes; me hace falta para calmar vuestra justa cólera, pues tanto os he ofendido y todos los días os ofendo: me hace falta para detener los eternos y merecidos castigos con que vuestra justicia me amenaza, para pediros, para acercarme a Vos y para daros gusto; me hace falta para salvar mi alma y la de otros: me hace falta, en una palabra, para hacer siempre vuestra voluntad, buscar en todo vuestra mayor gloria. Ah, si pudiera yo publicar por todo el universo esta misericordia que habéis tenido conmigo. Si pudiera hacer que conociera todo el mundo que si no fuera por María estaría yo condenado. Si yo pudiera dignamente daros las gracias por tan grande beneficio. María esta en mi. Haes facta est mihi.
¡Oh, que tesoro!, ‘Oh que consuelo! Y de ahora en adelante ¿no seré todo para Ella? ‘Oh que ingratitud ante la muerte! Salvador mío queridísimo, que permitáis tal desgracia que mejor quiero morir que vivir sin ser todo de María. Mil y mil veces, como San Juan evangelista al pie de la cruz, la he tomado en vez de todas mis cosas. ‘Cuantas veces me he entregado a ella!.
Pero si todavía no he hecho esta entrega a vuestro gusto, la hago ahora, mi Jesús querido, como vos queréis que la haga. Y si en mi alma o en mi cuerpo veis alguna cosa que no pertenezca a esta princesa augusta, arrancadla. Os ruego arrojadla lejos de mi, que no siendo de María, Indigna es de vos.
Oh Espíritu Santo, concededme todas las gracias: plantad, regad, y cultivad en mi alma el árbol de la vida verdadera, que es la amabilísima María, para que crezca y florezca y de con abundancia el fruto de la vida. Oh Espíritu Santo, dadme mucha devoción y mucha afición a María, que me apoye mucho en su seno maternal y recurra de continuo a su misericordia, para que en ella forméis dentro de mi a Jesucristo, al natural, crecido y vigoroso hasta la plenitud de su edad perfecta. Amén



ORACIÓN DE LA LUZ

Señor Jesús:
Que tu luz sea mi luz,
que tu luz inunde mis tinieblas,
que tu luz llene todo mi ser,
que tu luz venza siempre la oscuridad,
que tu luz me acompañe siempre…

Que tu sangre sea mi sangre,
que tu cuerpo sea mi cuerpo,
que tu espíritu sea mi espíritu,
que tus manos sean mis manos…

Que tu tristeza sea mi tristeza,
que tu alegría sea mi alegría,
que tu sabiduría sea mi sabiduría,
que tu verdad sea mi verdad.

Que tu amor sea mi amor,
que tu misericordia sea mi misericordia,
que tu compasión sea mi compasión,
que tu paz sea mi paz,
que tus pasos sean mis pasos
que me lleven a la luz eterna.
AMEN.
DARIO GUTIERREZ PIEDRAHITA.(Noviembre 24/2013)



ORACIÓN DE LA VICTORIA

Señor:
Tú me hiciste a imagen y semejanza tuya. Me diste todo para triunfar:
Me diste mente para pensar,
Corazón para sentir,
brazos para luchar,
fuerza para soportar,
inteligencia para decidir,
fé para orar
y esperanza para esperar.

Señor,
¡Tú me diste todos estos dones para verme victorioso!
Y no te defraudaré
Desde hoy NO me dejaré vencer por los obstáculos.
Superaré hoy y siempre toda división, distracción, decepción, depresión, tristeza y ruina.
Superaré hoy y siempre mis miedos e inseguridades y todo pensamiento negativo y malo.
Nada me separará de mis objetivos, propósitos y fines….
¡ Y ofreceré cada triunfo a tu santo nombre!

Sé que cada batalla ganada día a día me llevará a la gloria final,
A ser lo que tú quieres que sea,
a verme como tú quieres que me vea :
¡UN TRIUNFADOR!

Señor:
Dame el discernimiento siempre para distinguir entre el bien y el mal.
Dame toda tu fuerza para asumir cada obstáculo como un reto.
Dame toda la sabiduría para ver en cada dificultad, una oportunidad
Dame todo tu poder para decir una y mil veces en un día o en mil días malos: YO VENCERÉ, YO VENCERÈ porque tengo el amor y la protección de Dios contra las asechanzas del demonio.
Yo saldré adelante y nada me destruirá porque tú mi Dios, mi Señor, tu amado hijo Jesucristo, la virgen María y el Espíritu Santo me llevan de la mano en todos los momentos de mi vida.
Te amo mi Dios y sé que estarás conmigo siempre.
¡GRACIAS DIOS MIO!



EL AMOR

Amor, es el acto de amar a Dios y al prójimo como así mismo,
es un don y al mismo tiempo fruto.
Es un fruto único e indivisible aunque tenga muchos aspectos y cualidades citadas en 1 Corintios 13, 4-7: “El amor es paciente, servicial y sin envidia.
No quiere aparentar ni se hace el importante.
No actúa con bajeza, ni busca su propio interés.
El amor no se deja llevar por la ira, sino que olvida las ofensas y perdona.
Nunca se alegra de algo injusto y siempre le agrada la verdad.
El amor disculpa todo; todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta”.
“El amor es más importante que hacer milagros, nunca se acaba es lo único que llevaremos de aquí cuando Dios nos llame a su presencia y es sobre lo único que nos va a interrogar Cristo Jesús, en el momento del juicio, todo lo que tenemos ahora desaparecerá, solo quedará el amor”.


Oración de la Sangre de Cristo

Señor Jesús, en tu nombre y con
el Poder de tu Sangre Preciosa
sellamos toda persona, hechos o
acontecimientos a través de los cuales
el enemigo nos quiera hacer daño.
Con el Poder de la Sangre de Jesucristo
sellamos toda potestad destructora en
el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego,
debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas
de la naturaleza, en los abismos del infierno,
y en el mundo en el cual nos movemos hoy.

Con el Poder de la Sangre de Jesucristo
rompemos toda interferencia y acción del maligno.
Te pedimos Jesús que envíes a nuestros hogares
y lugares de trabajo a la Santísima Virgen
acompañada de San Miguel, San Gabriel,
San Rafael y toda su corte de Santos Ángeles.
Con el Poder de la Sangre de Jesucristo
sellamos nuestra casa, todos los que la habitan
(nombrar a cada una de ellas),
las personas que el Señor enviará a ella,
así como los alimentos y los bienes que
Él generosamente nos envía
para nuestro sustento.
Con el Poder de la Sangre de Jesucristo
sellamos tierra, puertas, ventanas,
objetos, paredes, pisos y el aire que respiramos,
y en fe colocamos un círculo de Su Sangre
alrededor de toda nuestra familia.

Con el Poder de la Sangre de Jesucristo
sellamos los lugares en donde vamos
a estar este día, y las personas, empresas
o instituciones con quienes vamos a tratar
(nombrar a cada una de ellas).

Con el Poder de la Sangre de Jesucristo
sellamos nuestro trabajo material y espiritual,
los negocios de toda nuestra familia,
y los vehículos, las carreteras, los aires,
las vías y cualquier medio de transporte
que habremos de utilizar.

Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos,
las mentes y los corazones de todos los habitantes
y dirigentes de nuestra Patria a fin de que
Tu Paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.
Te agradecemos Señor por Tu Sangre y
por Tu Vida, ya que gracias a Ellas
hemos sido salvados y somos preservados
de todo lo malo.

Amén.




ORACIÓN A LA VIRGEN DEL PERPETUO SOCORRO

iOh Santísima Virgen Maria ,
que para inspiramos una confianza sin limites,
has querido tomar el dulcísimo nombre de Madre del Perpetuo Socorro,
Yo te suplico que me socorras en todo tiempo y en todo lugar:
en mis tentaciones, después de mis caídas en mis dificultades,
en todas las miserias de la vida; y sobretodo en el trance de la muerte.

Concédeme iOh amorosa Madre! el pensamiento
y la costumbre de recurrir siempre a Ti,
porque estoy cierto de que si soy fiel en invocarte,
Tú serás fiel en socorrerme.

Concèdeme pues, esta gracia de las gracias,
la gracia de acudir a ti sin cesar,
con la confianza de un hijo,
a fin de que por la virtud de mi súplica, constante,
obtenga tu perpetuo socorro y la perseverancia final.

Bendíceme iOh tierna y cuidadosa madre y ruega por mí ahora y en la hora de mi muerte.
Amén.



Filipenses 4:12–13

“Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar mucha hambre, a tener de sobra como a sufrir de escasez. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”



Isaìas 55:9

“Porque como los cielos son màs altos que la tierra ,asì mis caminos son màs altos que vuestros caminos, y mis pensamientos màs que vuestros pensamientos.”



Lucas 12:48

“Porque todo aquel a quien se le haya dado mucho, mucho se le demandarà y al que mucho se le haya confiado ,màs se le pedirá.”



Mateo 10,32:33

“Todo el que me confiese delante de los hombres, le confesarè delante de mi Padre que està en los cielos, pero a cualquiera que me desconozca delante de los demás, lo desconocerè delante de mi padre.”